REMEDIOS NATURALES PARA LA MENOPAUSIA; NUTRICOSMÉTICA Y DERMOCOSMÉTICA.

comentarios (0) 1,475




visitas

June 27, 2012

Además de los síntomas más molestos de la menopausia como sofocos, ansiedad o insomnio; otro síntoma típico a tener en cuenta es la sequedad… y no sólo la sequedad vaginal… sino también una profunda sequedad de la piel y del cabello.

¿¿El principal culpable?? El brusco descenso en la producción de estrógenos.

¿¡Sabías que esa disminución de hormonas es la responsable de que nuestra piel pierda el 25% de grasa y el 30% de su colágeno en los primeros 5 años de menopausia?!

Si, a eso, le sumamos que se reduce mucho su capacidad de retener el agua, no es de extrañar que la piel se vuelva extremadamente seca, pierda su elasticidad y se marquen las arrugas.

Queda claro que, para mantener la belleza y salud de la piel van a ser necesarios unos cuidados específicos, tanto desde dentro con cápsulas gracias a la nutricosmética (vitamina A, vitamina E, colágeno, ácido hialurónico, resveratrol…) y fitoterapia (aceite de onagra, aceite de borraja, aceite de argán, té verde, isoflavonas de soja…), como por fuera con dermocosmética (sueros, mascarillas, cremas nutritivas, antiarrugas, reafirmantes…).

 Debido a la hipersensibilidad de la piel madura los cosméticos Bio y naturales son una excelente opción… no hay más que ver cómo ha crecido la demanda de Cosmética Eco.

 Hablando de mascarillas, su uso es más que recomendable por su capacidad para reparar profundamente la piel; ¿lo ideal? Usarlas un par de veces a la semana.

Y tú…¿conoces alguna receta casera de mascarilla facial o capilar que te funcione?

 

 

MENOPAUSIA: MEDICINA NATURAL PARA FRENAR EL ENVEJECIMIENTO DE LA PIEL

comentario (1) 3,404




visitas

June 18, 2012

Nos quedó claro, en el anterior post, que la disminución de estrógenos que empieza a ser patente ya en  la premenopausia (a partir de los 40 años), pero sobre todo con la menopausia, acelera mucho el envejecimiento de la piel.

La falta de hormonas femeninas se traduce en arrugas más marcadas, mayor flacidez, más manchas y piel muy seca.

Hoy, seguimos con los remedios naturales más eficaces para el cuidado de nuestra piel:

 

  • Ríndete a la dieta anti-aging: tu dieta debe ser sana y equilibrada… y muy rica en antioxidantes para prevenir el envejecimiento celular. No pueden faltar la Vitamina E (frutos secos, aceite de oliva, germen de trigo), la Vitamina C (cítricos, kiwi, fresas, papaya), los Beta-carotenos (zanahorias, mango, melocotón). El zinc (legumbres, ostras, huevos, carne magra) y el selenio (pescado, marisco, nueces de Brasil, levadura de cerveza, cereales integrales) también son imprescindibles para luchar contra las arrugas. Tampoco olvides consumir suficientes ácidos grasos esenciales por su acción antiinflamatoria como los Omega 3 (salmón, atún, sardinas) y los Omega 6 (aceite de onagra, de borraja).

 

  • La cosmética, si es BIO, mejor: usa y “abusa” a diario de sueros y cremas anti-edad o antiarrugas ricas en ácido hialurónico, colágeno, soja, vitaminas y minerales. Además, una vez a la semana, mima tu piel con una mascarilla natural. ¿Quieres convertir tu crema hidratante en una nutritiva de noche? Enriquécela con unas gotas de aceite de Argán o de Rosa Mosqueta.

  • Toma probióticos: además de mejorar las defensas y nuestra flora intestinal, las bifidobacterias y los lactobacilos también influyen en la calidad y luminosidad de la piel. ¿Dónde encontramos los probióticos? En leches fermentadas, yogures, kéfir y en forma de complementos.

 

  • Lucha contra los signos del envejecimiento desde el interior gracias a la nutricosmética y la fitoterapia: para complementar la dieta, la nutricosmética usa sustancias naturales con elevado poder antioxidante como el resveratrol, la vitaminas A, C y E, el licopeno… Además de colágeno, ácido hialurónico… y plantas medicinales como el té verde, las isoflavonas de soja y los aceites de onagra y borraja, básicos para combatir la sequedad de la piel.

 

PLANTAS MEDICINALES PARA ALIVIAR LOS SÍNTOMAS DE LA MENOPAUSIA

comentario (1) 2,093




visitas

May 9, 2012

La medicina natural permite aliviar una amplísima variedad de síntomas que aparecen en la menopausia, consecuencia de la bajada de hormonas… y lo hace de forma efectiva y sin efectos secundarios.

En el anterior post nos centramos en algunos de los remedios naturales más conocidos para aliviar sofocos, sequedad vaginal y colesterol elevado.

Hoy, veremos aquellas plantas medicinales  más usadas para combatir algunos síntomas emocionales como la ansiedad o el insomnio y  físicos como el sobrepeso:

 

  • ANSIEDAD: la VALERIANA es, quizás, la planta más conocida para los casos de nerviosismo pero otras plantas muy eficaces para combatir la ansiedad son la AMAPOLA DE CALIFORNIA y el ESPINO ALBAR. Este último, además, es muy útil en caso de palpitaciones y alteraciones del ritmo cardíaco asociadas a la ansiedad.

La PASIFLORA está indicada en nerviosismo e irritabilidad aunque también en caso de insomnio y despertares nocturnos porque mejora la calidad del sueño.

Elige la planta medicinal que más te convenga o combina varias; pregunta a tu farmacéutico.

  • DEPRESIÓN: siempre y cuando ésta sea de carácter leve….tristeza, decaimiento, falta de interés… la planta más eficaz es el HIPÉRICO.
  • SOBREPESO: una de las mayores preocupaciones de las mujeres en etapa de menopausia, salvando los sofocos, es el aumento de peso y la acumulación de grasa en el abdomen.

Aquí, la variedad de plantas medicinales que ayudan a adelgazar y a quemar grasa es enorme.

Dentro de las más usadas y con una larga lista de estudios clínicos está el TÉ VERDE o CAMILINA; potente quema-grasa, diurético y antioxidante.

Otro remedio natural muy usado en el control de peso es la ALCACHOFA que  ayuda a depurar el hígado de grasas, colesterol y toxinas, mejora la digestión y es ligeramente diurética y laxante.

Tanto la CAMILINA o TÉ VERDE como la ALCACHOFA son el estandarte de una de las dietas más conocidas.

La famosa dieta, que ayuda a perder peso, combina estas dos plantas medicinales; primero en forma de ampollas  para un tratamiento de choque y luego en forma de cápsulas para el tratamiento de continuación. Todo ello, siempre, acompañado de una dieta sana y equilibrada, además de ejercicio físico regular.

 

 

Isoflavona de Soja

Menopausia