LA SEQUEDAD OCULAR, OTRO SÍNTOMA DE LA MENOPAUSIA

comentarios (0) 877




visitas

June 30, 2013

Sofocos… ¡Síiii!… Pero, también, sequedad vaginal, sequedad de piel, sequedad bucal (de ésta hablaré en otro post) y sequedad ocular.

Está claro que, si algo caracteriza a la menopausia, es que nos reseca a todos los niveles… y, no sólo debido a la edad, ¡que también!… sino, sobre todo, a la caída en picado de nuestras hormonas, los estrógenos, que participan en multitud de procesos del organismos; entre ellos la lubricación.

En cuanto al tema de hoy; la sequedad ocular afecta al 20% de la población, se dispara al envejecer y, es mucho más frecuente en la mujer que en el hombre.

Los datos hablan por sí sólo: cerca del 60% de las mujeres a partir de los 45 años (premenopausia) sufre de “ojo seco” aunque la inmensa mayoría no lo sabe o no consulta porque no lo asocia con un síntoma de la menopausia.

¿Cuáles son las señales a las que hay que estar alertas?

Suele empezar con vista cansada, ojos irritados y seguir con ardor, escozor, sensación de arenilla y dolor.

A estos síntomas, también, hay que sumarles sensibilidad a la luz, visión borrosa y un aumento en el riesgo de infección; no olvidemos que las lágrimas tienen una función de limpieza.

Al ser un problema crónico, el mejor remedio pasa, ante todo, por una buena prevención: hay que cuidar la salud de nuestros ojos al igual que lo hacemos con nuestra piel o nuestro pelo, a diario.

¿Sufres alguno de estos síntomas? ¿Crees que podrías tener sequedad ocular? ¿Quieres conocer los mejores remedios naturales?

 

REMEDIO NATURAL PARA LA PIEL EN MENOPAUSIA: MASCARILLA DE FRESAS ANTI-ESTRÉS

comentarios (0) 605




visitas

May 1, 2013

Como hemos visto hace unos días, con la menopausia se produce una gran sequedad en la piel que afecta a su textura y acelera la aparición de arrugas y flacidez.

Pero las hormonas, (o mejor dicho, la falta de estrógenos), también son las responsables de la aparición de manchas y la baja renovación celular, produciendo estrés en la piel.

Por ello, además del uso de un exfoliante semanal, la piel se beneficiará mucho de la acción de las mascarillas de tratamiento.

Hoy, te propongo una mascarilla de fresas anti-estrés con efecto estimulante que revitalizará las pieles cansadas, devolviéndoles su elasticidad.

 

INGREDIENTES:

  • Fresas maduras
  • 1 cucharada de postre de yogur bio
  • 1 cucharada de postre de miel
  • 4 cápsulas de aceite de germen de trigo

 

PREPARACIÓN:

  1. En un bol, machacar con un tenedor las fresas, hasta conseguir una textura de puré
  2. Añadir el yogur y la miel. Mezclar bien.
  3. Pinchar las cápsulas de aceite de germen de trigo y añadirlas a la mezcla.
  4. Aplicar la mascarilla sobre la piel, evitando el contorno de ojos.
  5. Dejar actuar 20 minutos
  6. Retirar con abundante agua tibia.

 

REMEDIOS NATURALES PARA LA MENOPAUSIA: EXFOLIANTE CASERO PARA PIEL SECA

comentarios (0) 617




visitas

April 28, 2013

 

 La variación de hormonas que se produce por la menopausia afecta, también, mucho a nuestra piel.

La pérdida de estrógenos no sólo produce una larga lista de síntomas desagradables como los sofocos, la ansiedad, el insomnio o la sequedad vaginal…

 Hablando de sequedad; el órgano más extenso de nuestro cuerpo es uno de los más sufre de sequedad… Me refiero a la piel, tanto la de la cara como la del cuerpo.

 A partir de los 40 años, con el inicio de la premenopausia la composición de la epidermis varía: la piel pierde colágeno y ácido hialurónico por lo que se vuelve más delgada, más frágil, más seca y menos elástica.

 Una buena dieta, cuidados específicos y la ayuda de la nutricosmética y la fitoterapia se hacen imprescindibles para frenar el envejecimiento de la piel.

 ¿El primer paso?

 Una vez a la semana, es básico realizar una limpieza en profundidad; exfoliar la piel no sólo elimina las células muertas sino que promueve la regeneración celular, activa la circulación y reduce el estrés oxidativo.

 Existen muchos remedios naturales para la piel seca; yo te propongo esta sencilla receta casera de mascarilla exfoliante.

 Sólo necesitarás 6 cucharadas de aceite de Argán y 3 cucharadas de sal marina gorda.

Mezcla bien los ingredientes en un bol y extiende sobre la piel húmeda: realiza un suave masaje circular durante un par de minutos y acaba aclarando con abundante agua tibia.

 ¡Ya está… la piel queda preparada para los tratamientos posteriores!

 

Siguiente »

Isoflavona de Soja

Menopausia