Download Freewww.bigtheme.net/joomla Joomla Templates Responsive

Menopausia y calor, cómo superarlo

Estos días los termómetros están alcanzando temperaturas difíciles de aguantar, allá donde vayas el comentario es el mismo…¡Qué calor hace!…estos calores tan fuertes hacen que el día a día de muchas mujeres que están atravesando la menopausia sea aún más difícil, pues, como ya sabéis uno de los síntomas más frecuentes e incómodos durante la menopausia son los sofocos.

menopausia-calor-excesivo

¿Cómo se manifiestan los sofocos? 

Los sofocos aparecen de repente, con una sensación de calor en cara, pecho y posteriormente por todo el cuerpo, la duración y la frecuencia suele ser variable. Hay mujeres que tienen uno o dos al día y otras pueden tener uno cada hora.

Cuando los sofocos aparecen por la noche, algo bastante frecuente, el sueño se ve interrumpido, la mujer se despierta con más frecuencia y además provoca problemas para conciliar de nuevo el sueño.

En los meses de verano, el calor nos afecta bastante a la hora de dormir, descansamos peor, si a esto le añadimos los sudores nocturnos, muchas mujeres ven afectadas su calidad de vida debido a que descansan peor, generando cansancio, ansiedad, cambios de humor…

Pero…¿Cuáles son los trastornos de la menopausia mas frecuentes durante el verano?

Los Sofocos, el calor puede hacer que aumenten la frecuencia y la intensidad de los sofocos tanto durante el día como por la noche, empeorando la calidad de vida de la mujer con menopausia.

Si ya de por sí nos cuesta dormir debido al calor, los sofocos nocturnos van a favorecer la aparición de otro trastorno muy frecuente que es el insomnio, calor y sofocos nocturnos son enemigos de un sueño reparador.

Remedios naturales que pueden evitar estos trastornos

Para ayudar a disminuir la frecuencia e intensidad de los sofocos se puede recurrir a plantas medicinales como las isoflavonas de soja, de esta manera ayudaremos a mejorar la calidad de vida de la mujer durante los meses de más calor.

Es importante mantener una buena hidratación durante el día, se pueden usar también paños húmedos para aplicar en cara y cuello cuando aparezcan los sofocos e incluso utilizar algún pulverizador de agua o tener un abanico siempre a mano.

Utilizar ropa fresquita de algodón y no muy ceñida para que ventile mejor.

Plantas medicinales como la amapola de California o la pasiflora podrían ser muy útiles para disminuir la ansiedad, el nerviosismo y el insomnio y poder contribuir a un mejor descanso.

 

Y no olvidéis que la menopausia no es una enfermedad, es una etapa más en la vida de la mujer que hay que intentar vivir en positivo.

MENOPAUSIA E INSOMNIO

La menopausia no es una enfermedad sino una etapa de significativa trascendencia en el ciclo vital de la mujer y parte natural de la evolución de la vida. El término menopausia deriva del griego men y significa mes y pausis - pausa (cese de la menstruación).

Plantas medicinales para la menopausiaLa menopausia es un período en la vida de la mujer que transcurre desde el final de la etapa de la reproducción sexual a la siguiente etapa de no reproducción o senectud. Durante el mismo se suprime paulatinamente la función ovárica para establecerse un nuevo equilibrio hormonal.

 

Esta declinación de la función fisiológica de los ovarios dura un tiempo más o menos largo a partir del momento en que desaparecen las menstruaciones.

La menopausia se manifiesta con síntomas cuya causa principal es la falta de estrógenos (hormonas sexuales femeninas). Cada mujer reacciona de forma muy distinta a este cambio. Aproximadamente un tercio no tiene molestias durante la menopausia, otro tercio sufre síntomas leves durante el climaterio y en el último tercio las molestias típicas de la menopausia son muy fuertes. Al comienzo de la menopausia las mujeres afectadas tienen principalmente síntomas psíquicos y molestias que afectan al sistema nervioso vegetativo debido a que los estrógenos modulan la actividad de los neurotransmisores. Es por ello que la menopausia predispone a la mujer a alteraciones psicológicas y mentales. Algunos estudios muestran que la salud mental en la mujer menopáusica no se ve más afectada que en cualquier otra etapa dela mujer. Read more…

HORMONAS Y SOBREPESO: ¿POR QUÉ ENGORDA LA MENOPAUSIA?

Cuando hablamos de menopausia, los primeros síntomas que se nos vienen a la cabeza son, sin duda, los sofocos, la ansiedad, la sequedad vaginal o el insomnio… pero ¿Y qué hay de la acumulación de grasa en la cintura y el aumento de peso?!

¿Son, realmente, síntomas de la menopausia? ¿O se producen consecuencia de la edad?

Bueno… los años influyen, sí… pero, no cabe duda de que nuestro peso está muy relacionado con las fluctuaciones de nuestras hormonas, a lo largo de la vida.

Prueba de ello, son casi los 2 kilos que solemos engordar con la menstruación, aunque prácticamente todo sea retención de líquidos…

Realmente, el punto de inflexión lo marcan los 40-45 años con el inicio de la perimenopausia: ahí es cuando empieza la bajada de estrógenos y, con ella, un ralentecimiento del metabolismo… lo que significa que, manteniendo los mismos hábitos de vida, la tendencia es a engordar.

Por ello, es el momento idóneo para hacer cambios: controlar las calorías, llevar una dieta equilibrada así  como realizar ejercicio físico y cuidar la piel.

Es importante entender que el sobrepeso y la grasa que se instalan tras la menopausia no sólo son un problema estético sino que pueden convertirse en un auténtico problema para la salud: hipertensión, subida del colesterol, diabetes… pero también empeoramiento de la artrosis y de los sofocos, entre otros.

Vida sana, remedios naturales, deporte, técnicas de relajación

¿Sabías que existen, además de la soja y sus isoflavonas, un importante número de plantas medicinales para ayudar a controlar el sobrepeso producido por la menopausia?