EL CUIDADO DE LA PIEL EN LA MENOPAUSIA

comentarios (0) 105




visitas

November 17, 2014

La disminución de estrógenos y de colágeno durante la menopausia tiene como consecuencia una pérdida de elasticidad y falta de hidratación en la piel; ésta se vuelve más frágil y susceptible a lesiones, pierde su textura, se muestra más blanda y áspera y aumenta su transparencia. La perdida de humedad y elasticidad en la piel facilita la aparición de arrugas. La circulación de la piel disminuye y aparecen manchas cuando se rompen los capilares.

Es imposible detener el paso del tiempo y sus consecuencias sobre el aspecto físico pero sí podemos ralentizar este proceso y disminuir la intensidad de los efectos de la menopausia sobre la piel.

Cuidados de la piel durante la menopausia

Para ralentizar el proceso de envejecimiento y disminuir la intensidad a largo plazo de los efectos de la menopausia en la piel es necesario que los cuidados de la piel se adopten en etapas anteriores, de forma que cuando la falta de estrógenos aparezca, la piel presente una buena calidad e hidratación.

 

Consejos para una piel sana en la menopausia:

  • Protege tu piel del sol: aunque los expertos recomiendan que te expongas a la luz del sol alrededor de 15 minutos cada día para sintetizar correctamente la vitamina D (importante para la absorción de calcio tan necesario para los huesos), no olvides utilizar protección solar adecuada a tu tipo de piel y evitar el sol desde las doce de la mañana hasta las cuatro de la tarde.
  • Dieta equilibrada: que contenga mucha fruta y verdura que aporten vitaminas y  minerales que protejan contra los radicales libres.
  • Exfolia tu piel regularmente: para facilitar la eliminación de células muertas y limpiar los poros de impurezas, además de estimular la renovación celular.
  • Practica ejercicio: que no solo te ayudará a prevenir la osteoporosis, sino que mejorará la circulación sanguínea, contribuyendo a que tengas una piel más saludable.
  • No fumes: el tabaco, además de ser perjudicial para la salud, daña la piel y le resta vitalidad y luminosidad.

En la actualidad existen muchas cremas que son beneficiosas para la piel porque la hidratan y retrasan la aparición de arrugas (cremas con células madres vegetales que poseen una función única de rejuvenecer la epidermis debido a la formación constante de nuevos queratinocitos y regenerar el tejido dañado). Asimismo existen cremas que atenúan la aparición de las manchas oscuras de tal manera que consiguen frenar, en parte, los efectos de la edad sobre la piel.

El estado de la piel de una persona va a depender de múltiples factores, el factor genético desempeña un papel fundamental en el tipo de piel de una persona pero sin embargo si cuidamos e hidratamos nuestra piel adecuadamente podemos retrasar los signos de envejecimiento y mejor su estado.

¡Hasta la próxima!

 

SEQUEDAD VAGINAL Y MENOPAUSIA.

comentarios (0) 595




visitas

October 6, 2014

La sequedad vaginal afecta al 50% de las mujeres entre los 40 y 50 años y es uno de los motivos de consulta más frecuentes en las visitas al ginecólogo cuando aparece la menopausia.

La bajada de estrógenos en el organismo de la mujer durante la menopausia provoca que el tejido vaginal sufra un importante deterioro al no estar bien lubricado; la mucosa vaginal se vuelve más fina y pierde elasticidad. Esa pérdida de humedad en la vagina supone una disminución de la flora protectora y mayor facilidad para adquirir infecciones vaginales.

¿Cuáles son las consecuencias de la sequedad vaginal?

-         Dolor durante las relaciones sexuales.

-          Irritación, ardor y picor en la zona genital.

Por este motivo durante la menopausia es de vital importancia incluir una serie de cuidados especiales para hidratar la zona íntima.

¿Cómo combatir la sequedad vaginal?

-          Utiliza un jabón especial para tu área vaginal con el objetivo de ayudar a mantener el PH de ésta zona; los jabones normales pueden resultar demasiado agresivos para la higiene íntima de la mujer.

-          Aumenta la ingesta de agua y mantente siempre hidratada. Al tomar dos litros de agua tu cuerpo se hidrata y esto contribuye a mejorar la lubricación de la zona vaginal y contrarrestar la sequedad.

-          Utiliza lubricantes a base de extracto de soja que favorecen la lubricación, hidratación y regeneración del epitelio vaginal.

-          Lleva una dieta rica y equilibrada en vitaminas, minerales y soja. La soja posee una sustancia vegetal llamada isoflavonas de soja rica en estrógenos que contribuyen de forma natural a disminuir la sequedad e irritación vaginal.

-          Mantén una higiene adecuada.

-          Visita a tu ginecólogo para que realice un diagnóstico adecuado.

-          Recuerda que el nerviosismo y estrés son también responsables de la sequedad de la zona vaginal.

Por lo tanto, al igual que cuidas tu rostro o manos, no olvides también de cuidar la zona vaginal causante de molestias genitales e incluso de síntomas urinarios.

¡Hasta la próxima! Leer más

EN VERANO, MENOPAUSIA Y CISTITIS VAN DE LA MANO

comentarios (0) 697




visitas

August 13, 2013

El verano es relajación, descanso, disfrute y calor… ¡muuucho calor! A pesar de que lo anhelamos todo el año, hay que admitir que, también, tiene ciertos inconvenientes…

¡Y si no que se lo cuenten a aquellas mujeres que padecen los molestos sofocos!

¿¡El verano?!

También es la época en la que síntomas de la menopausia como el insomnio, la ansiedad que produce el no dormir y, por supuesto, los sofocos se intensifican, todavía, más.

Pero no sólo eso… Cuando las temperaturas se disparan, otro peligro acecha a la salud de la mujer con menopausia: las cistitis.

 Como nos recuerda la Asociación Española de Urología, no sólo las mujeres jóvenes contraen infecciones urinarias ¡aunque representan 7 millones de casos anuales!… sino que aquellas en edad de premenopausia y menopausia, también, tienen un elevado riesgo de sufrir cistitis, sobre todo en verano.

 ¿La principal causante? La bacteria Escherichia coli, que si bien es activa todo el año, parece ser que, según el último número de la revista Infection and Inmunity, “las temperaturas elevadas podrían incrementar su supervivencia y proliferación”.

 También, se relaciona este pico estival de cistitis con “los bañadores mojados, el aumento de las relaciones sexuales, la cafeína, el alcohol y las bebidas carbonatadas” según una revisión de estudios realizada por el Instituto Urológico de Madrid e INFITO (Centro de Investigación sobre Fitoterapia).

Sin embargo, habría que añadir a las hormonas como otro factor de riesgo; y es que, en el caso de la menopausia, el descenso en el nivel de estrógenos es clave: más sequedad vaginal, menos flora bacteriana para proteger las vías urinarias… ¡más cistitis!

¿Tú, también, tienes más infecciones urinarias en verano?

 ¿Utilizas algún remedio natural para prevenirlas o tratarlas?

 

 

 

 

 

Siguiente »

Subscribete



Isoflavona de Soja

Menopausia