LOS SÍNTOMAS DE LA MENOPAUSIA

comentarios (0) 1,703




visitas

April 22, 2012

La llegada de la menopausia suele ocurrir entre los 45 y 55 años, incluso antes… aunque en este caso, hablaríamos de menopausia precoz.

La retirada de la menstruación (amenorrea) va acompañada de una serie de síntomas que pueden manifestarse, de forma distinta, en función de cada mujer pero que tienen en común una disminución en la calidad de vida.

¿Por qué y cuándo aparecen los síntomas de menopausia?

Todo comienza con la premenopausia… a partir de los 40 años es cuando se produce un descenso gradual en la producción de estrógenos; este desequilibrio en nuestras hormonas trae consigo distintas alteraciones.

En una primera etapa, los ciclos menstruales se hacen irregulares; más cortos o más largos, con reglas escasas o con hemorragias muy abundantes, según la mujer.

En una segunda fase, la menstruación puede desaparecer durante meses y reaparecer puntualmente.

En la tercera etapa se produce el cese total de la menstruación aunque, en realidad, no se considera menopausia hasta que la mujer haya estado sin regla al menos 12 meses.

Los síntomas de la menopausia son variados y pueden influir tanto a nivel físico como a nivel emocional y metabólico.

  1. Síntomas físicos: sofocos, aumento de peso, sequedad vaginal, incontinencia urinaria, artrosis…
  2. Síntomas emocionales: cambios de humor, irritabilidad, ansiedad, insomnio, depresión.
  3. Problemas metabólicos: aumento del colesterol, hipertensión arterial, osteoporosis…

Para afrontarlos es necesario adoptar unos hábitos de vida saludables: dieta equilibrada, ejercicio físico diario, controlar el sobrepeso

Además, la medicina natural resulta un excelente complemento; como la fitoterapia que, a través de las plantas medicinales nos ayuda a aliviar los distintos síntomas de la menopausia.

¿Quieres saber qué plantas medicinales, además de las isoflavonas de soja, son beneficiosas?

No te pierdas mi próximo post.

 

DIETA Y MEDICINA NATURAL EN LA PREMENOPAUSIA… ¡ANTICÍPATE A LA MENOPAUSIA!

comentarios (3) 3,820




visitas

April 13, 2012

La menopausia no llega de un día para otro; ni mucho menos…

Ya, unos 10 años antes de que nos quedemos sin menstruación, el cuerpo empieza a prepararse para ello… nuestra producción de hormonas cambia…¡¡y se nota!!

El metabolismo se ralentiza, quema menos calorías, se engorda con más facilidad y la grasa se empieza a acumular en el abdomen…además la piel se vuelve más seca, pierde elasticidad y aparecen las arrugas… ¡Bienvenida a la premenopausia!

Por eso, aunque no haya una edad predeterminada para la peri-menopausia, es tan importante empezar a cuidarse a partir de los 40 años adquiriendo buenos hábitos de alimentación para una acción antienvejecimiento global.

  • Huesos sanos: es el momento de aumentar la ingesta de calcio. A partir de los 40 años y durante toda la menopausia, necesitamos tomar 1500mg de calcio al día para fortalecer los huesos y evitar la descalcificación. Añade un par de lácteos más diariamente a tu dieta. Plantas medicinales como el BAMBÚ o la COLA DE CABALLO son buenos complementos por su elevada poder remineralizante.
  • Protege tu corazón: cuando disminuyen los estrógenos nuestro sistema cardiovascular queda desprotegido y tiene tendencia a producir más colesterol. Por ello, tu dieta debe ser rica en verduras, frutas, cereales integrales y pescado. También son importantes los lácteos desnatados, los frutos secos y la carne magra. Además, sustancias naturales como los policosanoles y la levadura roja de arroz ayudan a mantener los niveles de colesterol a raya.
  • Controla la ansiedad y el insomnio con fitoterapia: tus mejores aliadas contra el nerviosismo, la irritabilidad y el insomnio son la AMAPOLA DE CALIFORNIA, la PASIFLORA, el ESPINO ALBAR o la VALERIANA.
  • Prevenir y aliviar sofocos: no hay duda de que el alimento más rico en isoflavonas es la SOJA; pero también es importante incluir en la alimentación cereales y legumbres…ya que, aunque en mucha menor cantidad, ellos también contienen fitoestrógenos. Esas sustancias naturales se asemejan a nuestros estrógenos y ayudan a luchar contra los sofocos.

 

 

Isoflavona de Soja

Menopausia