Download Freewww.bigtheme.net/joomla Joomla Templates Responsive

MENOPAUSIA E INSOMNIO

La menopausia no es una enfermedad sino una etapa de significativa trascendencia en el ciclo vital de la mujer y parte natural de la evolución de la vida. El término menopausia deriva del griego men y significa mes y pausis – pausa (cese de la menstruación).

Plantas medicinales para la menopausiaLa menopausia es un período en la vida de la mujer que transcurre desde el final de la etapa de la reproducción sexual a la siguiente etapa de no reproducción o senectud. Durante el mismo se suprime paulatinamente la función ovárica para establecerse un nuevo equilibrio hormonal.

 

Esta declinación de la función fisiológica de los ovarios dura un tiempo más o menos largo a partir del momento en que desaparecen las menstruaciones.

La menopausia se manifiesta con síntomas cuya causa principal es la falta de estrógenos (hormonas sexuales femeninas). Cada mujer reacciona de forma muy distinta a este cambio. Aproximadamente un tercio no tiene molestias durante la menopausia, otro tercio sufre síntomas leves durante el climaterio y en el último tercio las molestias típicas de la menopausia son muy fuertes. Al comienzo de la menopausia las mujeres afectadas tienen principalmente síntomas psíquicos y molestias que afectan al sistema nervioso vegetativo debido a que los estrógenos modulan la actividad de los neurotransmisores. Es por ello que la menopausia predispone a la mujer a alteraciones psicológicas y mentales. Algunos estudios muestran que la salud mental en la mujer menopáusica no se ve más afectada que en cualquier otra etapa dela mujer. Leer más…

REMEDIOS NATURALES PARA COMBATIR LOS SOFOCOS DE LA MENOPAUSIA

Es uno de los muchos síntomas de la menopausia pero, sin duda, el más común, también del que más se habla ya que lo padece el 80% de las mujeres… y, seguramente, el más molesto; estoy hablando de los SOFOCOS.

Surgen, repentinamente, en el pecho como una gran ola de calor que se va irradiando por el cuello, la cara y, posteriormente, por el resto del cuerpo: la piel enrojece y la mujer empieza a sudar intensamente. Cuando, por fin, desaparece el sofoco suele dejar, tras de sí, escalofríos, ansiedad y, si se producen por la noche, además, insomnio.

Vamos… “desagradable” y “molesto” se quedan cortos…muuuy cortos; sobre todo en verano cuando los sofocos alcanzan su punto álgido y se vuelven más insoportables que nunca.

Por eso, además de la fitoterapia y de plantas medicinales como las isoflavonas de soja o la onagra, hay otros remedios naturales muy útiles que ayudan a reducir y combatir los sofocos:

  • Evitar exponerse al sol en las horas centrales y durante mucho tiempo. Buscar espacios frescos y ventilados que no superen los23ºC.
  • Vestir ropa ligera y holgada de fibras naturales como el algodón.
  • Una buena alimentación es básica para reducir los sofocos y, no sólo se trata de eliminar picantes, especias, comida y bebidas muy calientes… Sino que la dieta en la menopausia debe ser  pobre en grasa y proteína animal, además de rica en calcio y vitamina D. También ayudan la soja, los Omega 3 y la vitamina E.
  • El ejercicio físico controla una gran cantidad de síntomas de la menopausia: ayuda a no engordar (el sobrepeso favorece los sofocos), a fortalecer los huesos para prevenir la osteoporosis, a reducir el riesgo de hipertensión, colesterol elevado, diabetes… Pero el ejercicio, además, es positivo para combatir el estrés, la ansiedad, el insomnio y también ¡los sofocos!
  • Es conveniente, también, eliminar los excitantes como el alcohol, la cafeína y el tabaco.

Además, cuando sobrevenga el sofoco, la AEEM (Asociación Española para el Estudio de la Menopausia) recomienda aplicar una toalla húmeda muy fría en cuello y cara y tomar un vaso de agua fresquita a sorbitos.

¿Los síntomas de menopausia te amargan las vacaciones?

¿Cuáles son tus remedios para combatir los sofocos en verano?

 

MENSTRUACIÓN IRREGULAR; ¿SERÁ MENOPAUSIA PRECOZ?

A pesar de que, siempre, se nos ha dicho que la menstruación viene cada 28 días, lo cierto es que se considera normal una frecuencia de 21 a 35 días.

A menos que tengas entorno a los 45 años y ya estés con la premenopausia, la alarma surge, cuando la regla tarda más de 6 semanas. Pero no tiene por que ser una menopausia precoz; existen otras razones.

Uno de los principales motivos suele ser de origen nervioso: los efectos del estrés, de la ansiedad o de la depresión pueden ocasionar desarreglos en la menstruación.

En este caso, todo vuelve a su cauce al recuperar el equilibrio emocional y remedios naturales como las plantas medicinales pueden ayudarte a ello: la Rhodiola,  la Amapola de California, la Pasiflora…

Engordar o bajar bruscamente varios kilos, también, puede ser la causa de cambios en el ciclo, al igual que una dieta drástica y desequilibrada.

Se pueden tener en cuenta otras causas como una infección vaginal o urinaria, algunos tratamientos médicos… pero suelen ser menos frecuentes.

Por último, y si la situación se repite a lo largo del tiempo, habría que tener en cuenta problemas relacionados con las hormonas como los ovarios poliquísticos. Entre sus síntomas destacan las reglas irregulares, el sobrepeso u obesidad, el acné y la aparición de vello en zonas no femeninas. El remedio habitual suele ser la toma de anticonceptivos pero, siempre, previa valoración del especialista.