Remedios naturales para la menopausia












Es uno de los muchos síntomas de la menopausia pero, sin duda, el más común, también del que más se habla ya que lo padece el 80% de las mujeres… y, seguramente, el más molesto; estoy hablando de los SOFOCOS.

Surgen, repentinamente, en el pecho como una gran ola de calor que se va irradiando por el cuello, la cara y, posteriormente, por el resto del cuerpo: la piel enrojece y la mujer empieza a sudar intensamente. Cuando, por fin, desaparece el sofoco suele dejar, tras de sí, escalofríos, ansiedad y, si se producen por la noche, además, insomnio.

Vamos… “desagradable” y “molesto” se quedan cortos…muuuy cortos; sobre todo en verano cuando los sofocos alcanzan su punto álgido y se vuelven más insoportables que nunca.

Por eso, además de la fitoterapia y de plantas medicinales como las isoflavonas de soja o la onagra, hay otros remedios naturales muy útiles que ayudan a reducir y combatir los sofocos: 

  • Evitar exponerse al sol en las horas centrales y durante mucho tiempo. Buscar espacios frescos y ventilados que no superen los23ºC.
  • Vestir ropa ligera y holgada de fibras naturales como el algodón.
  • Una buena alimentación es básica para reducir los sofocos y, no sólo se trata de eliminar picantes, especias, comida y bebidas muy calientes… Sino que la dieta en la menopausia debe ser  pobre en grasa y proteína animal, además de rica en calcio y vitamina D. También ayudan la soja, los Omega 3 y la vitamina E.
  • El ejercicio físico controla una gran cantidad de síntomas de la menopausia: ayuda a no engordar (el sobrepeso favorece los sofocos), a fortalecer los huesos para prevenir la osteoporosis, a reducir el riesgo de hipertensión, colesterol elevado, diabetes… Pero el ejercicio, además, es positivo para combatir el estrés, la ansiedad, el insomnio y también ¡los sofocos!
  • Es conveniente, también, eliminar los excitantes como el alcohol, la cafeína y el tabaco.

 Además, cuando sobrevenga el sofoco, la AEEM (Asociación Española para el Estudio de la Menopausia) recomienda aplicar una toalla húmeda muy fría en cuello y cara y tomar un vaso de agua fresquita a sorbitos.

¿Los síntomas de menopausia te amargan las vacaciones?

¿Cuáles son tus remedios para combatir los sofocos en verano?

 

     

El verano es relajación, descanso, disfrute y calor… ¡muuucho calor! A pesar de que lo anhelamos todo el año, hay que admitir que, también, tiene ciertos inconvenientes…

¡Y si no que se lo cuenten a aquellas mujeres que padecen los molestos sofocos!

¿¡El verano?!

También es la época en la que síntomas de la menopausia como el insomnio, la ansiedad que produce el no dormir y, por supuesto, los sofocos se intensifican, todavía, más.

Pero no sólo eso… Cuando las temperaturas se disparan, otro peligro acecha a la salud de la mujer con menopausia: las cistitis.

 Como nos recuerda la Asociación Española de Urología, no sólo las mujeres jóvenes contraen infecciones urinarias ¡aunque representan 7 millones de casos anuales!… sino que aquellas en edad de premenopausia y menopausia, también, tienen un elevado riesgo de sufrir cistitis, sobre todo en verano.

 ¿La principal causante? La bacteria Escherichia coli, que si bien es activa todo el año, parece ser que, según el último número de la revista Infection and Inmunity, “las temperaturas elevadas podrían incrementar su supervivencia y proliferación”.

 También, se relaciona este pico estival de cistitis con “los bañadores mojados, el aumento de las relaciones sexuales, la cafeína, el alcohol y las bebidas carbonatadas” según una revisión de estudios realizada por el Instituto Urológico de Madrid e INFITO (Centro de Investigación sobre Fitoterapia).

Sin embargo, habría que añadir a las hormonas como otro factor de riesgo; y es que, en el caso de la menopausia, el descenso en el nivel de estrógenos es clave: más sequedad vaginal, menos flora bacteriana para proteger las vías urinarias… ¡más cistitis!

¿Tú, también, tienes más infecciones urinarias en verano?

 ¿Utilizas algún remedio natural para prevenirlas o tratarlas?

 

 

 

 

 

     

 

Hace tan sólo unos meses, Lolita Flores, Paz Padilla y Fabiola Toledo trataban con humor y mucho arte el tema de la menopausia, en el teatro.

 “Sofocos” que así se llama la obra, desdramatiza, en tono de comedia, esa etapa de la vida de la mujer en la que su cuerpo cambia y aparece una larga lista de síntomas como la ansiedad, el insomnio, la sequedad vaginal y, por supuesto, ¡los sofocos!

 Ahora es otra famosa, María Barranco, la que se suma al reto de desmontar falsos mitos sobre la menopausia.

 La actriz malagueña acaba de amadrinar el libro Las mujeres hablan sobre los tabúes de la mujer madura del siglo XXI. Pero no sólo eso; también quiso aportar su granito de arena, escribiendo el prólogo.

 Y es que María sabe de lo que habla: acaba de cumplir 52 años, está en plena menopausia y admite vivir esta nueva etapa como una más; con total naturalidad, aceptando los cambios.

 Confiesa cuidarse tanto por fuera como por dentro… La dieta en la menopausia no sólo es básica para no engordar sino para prevenir riesgos de padecer hipertensión, colesterol y osteoporosis. Además, se sabe que el sobrepeso, también es enemigo de los sofocos y de la incontinencia urinaria.

 Hablando de pérdidas de orina… María Barranco nos recuerda que 1 de cada 3 mujeres sufre de incontinencia urinaria pero, sin embargo, el 70% nunca lo consulta con su médico. ¡¿Por vergüenza?!

 Hablar de éste y otros tabúes, como la sexualidad en la mujer madura, ayudan a sobrellevar, con menos dramatismo, la menopausia.

El libro que publica Ausonia Evolution es gratuito.

Y tú… ¿Ya has conseguido el tuyo?  

 

     

Isoflavona de Soja

Menopausia