Download Freewww.bigtheme.net/joomla Joomla Templates Responsive

Menopausia y calor, cómo superarlo

Estos días los termómetros están alcanzando temperaturas difíciles de aguantar, allá donde vayas el comentario es el mismo…¡Qué calor hace!…estos calores tan fuertes hacen que el día a día de muchas mujeres que están atravesando la menopausia sea aún más difícil, pues, como ya sabéis uno de los síntomas más frecuentes e incómodos durante la menopausia son los sofocos.

menopausia-calor-excesivo

¿Cómo se manifiestan los sofocos? 

Los sofocos aparecen de repente, con una sensación de calor en cara, pecho y posteriormente por todo el cuerpo, la duración y la frecuencia suele ser variable. Hay mujeres que tienen uno o dos al día y otras pueden tener uno cada hora.

Cuando los sofocos aparecen por la noche, algo bastante frecuente, el sueño se ve interrumpido, la mujer se despierta con más frecuencia y además provoca problemas para conciliar de nuevo el sueño.

En los meses de verano, el calor nos afecta bastante a la hora de dormir, descansamos peor, si a esto le añadimos los sudores nocturnos, muchas mujeres ven afectadas su calidad de vida debido a que descansan peor, generando cansancio, ansiedad, cambios de humor…

Pero…¿Cuáles son los trastornos de la menopausia mas frecuentes durante el verano?

Los Sofocos, el calor puede hacer que aumenten la frecuencia y la intensidad de los sofocos tanto durante el día como por la noche, empeorando la calidad de vida de la mujer con menopausia.

Si ya de por sí nos cuesta dormir debido al calor, los sofocos nocturnos van a favorecer la aparición de otro trastorno muy frecuente que es el insomnio, calor y sofocos nocturnos son enemigos de un sueño reparador.

Remedios naturales que pueden evitar estos trastornos

Para ayudar a disminuir la frecuencia e intensidad de los sofocos se puede recurrir a plantas medicinales como las isoflavonas de soja, de esta manera ayudaremos a mejorar la calidad de vida de la mujer durante los meses de más calor.

Es importante mantener una buena hidratación durante el día, se pueden usar también paños húmedos para aplicar en cara y cuello cuando aparezcan los sofocos e incluso utilizar algún pulverizador de agua o tener un abanico siempre a mano.

Utilizar ropa fresquita de algodón y no muy ceñida para que ventile mejor.

Plantas medicinales como la amapola de California o la pasiflora podrían ser muy útiles para disminuir la ansiedad, el nerviosismo y el insomnio y poder contribuir a un mejor descanso.

 

Y no olvidéis que la menopausia no es una enfermedad, es una etapa más en la vida de la mujer que hay que intentar vivir en positivo.

Menopausia y sexualidad

Como ya sabemos, con la llegada de la menopausia se produce el cese de la función ovárica y como consecuencia una disminución en la producción de hormonas, la escasa producción de estrógenos afecta también a nuestra zona íntima, influyendo por tanto en nuestra vida sexual.

pareja_menopausia

¿Cómo afecta la menopausia a nuestra zona vaginal?

La zona vaginal es una de las es una de las más sensibles de nuestro cuerpo. Debido a esa menor producción de estrógenos, los genitales de la mujer van a perder elasticidad, la piel se vuelve más fina y se vuelve más frágil, siendo frecuente la aparición de incontinencia urinaria, pequeñas y molestas pérdidas de orina, las infecciones urinarias también son más frecuentes debido a que la flora vaginal también se debilita. El flujo vaginal se reduce y produce un resecamiento de la vagina, lo que puede producir irritación y dolor durante las relaciones sexuales. Read more…

Menopausia: “somos lo que comemos”

Hola a tod@s,

Ya llega el verano y esto se nota por la presencia del sol y las altas  temperaturas que nos empujan a disfrutar de playas y piscinas para poder refrescarnos y relajarnos.

El final de la primavera es una época de cambios con la presencia en muchos lugares de tormentas y fenómenos meteorológicos que pueden alterar nuestro estado de ánimo.

menopausia-remedio-natural

En el caso de las mujeres estos cambios anímicos se producen con más frecuencia con los cambios de estación. Tanto en la mujer menopáusica como en la mujer que aún tiene la menstruación. Read more…